Seguir por Email

martes, 12 de febrero de 2013


SNTE-GORDILLO REPLIEGA TÁCTICA CONTRA PLAN EDUCATIVO
El Universal. Sección Red Política. Sábado 09 de febrero de 2013
Nurit Martínez Carballo
     En un folleto que distribuye entre los más de un millón y medio de afiliados para explicar en qué consiste la Jornada por la Escuela Pública y sus Maestros, iniciada hace un mes, señala que en vez de interponer amparos contra los cambios constitucionales, esperarán las modificaciones a la Ley General de Educación para combatir lo que consideren que representa un retroceso.
     Reconoce que la reforma Educativa es un retroceso porque:
·        Desaparecen los programas de becas y desayunos escolares.
·        Desaparece la educación gratuita porque ahora obliga los padres de familia a pagar cuotas.
·        Desaparece la obligatoriedad del estado para impartir educación, pues solo podrá ingresar el que pueda pagar sus altas cuotas.
·        Desaparece el carácter laico de la educación al dar autonomía a las comunidades que dispongan incorporar la intervención de “otras instituciones”.
·        Se rescinde la relación laboral del docente, sin responsabilidad para quien lo contrate, mediante un examen estandarizado.
·        El Servicio Profesional Docente cancelar todos estímulos ganados, como Carrera Magisterial.
·        El Estado evade prestaciones de seguridad social.
·        El Estado limita las pensiones.
·        Se substituye la bilateralidad por la unilateralidad del patrón con el trabajador en la relación laboral, con lo que se excluye la intervención sindical.
·        Al excluir al Sindicato también se excluyen todos los convenios y prestaciones que con este su hubieran firmado.
·        De hecho se separa a los trabajadores de la educación del Apartado B del artículo 123 Constitucional porque el ingreso, la permanencia y despido de los maestros lo regulará ahora el artículo 3° Constitucional, que originalmente establecía el carácter filosófico-social de la educación
·        Al añadir estas atribuciones al Artículo 3° Constitucional, se propiciándose la inestabilidad en el empleo, con los despidos sin responsabilidad para el patrón, quedando el trabajador en un estado de indefensión.
     Su “argumento” para no presentar amparos ahora contra la Reforma Educativa es que “el juicio de amparo, sólo puede promoverse en el caso de leyes que sean reglamentarias no ante reformas constitucionales”.


OPOSICIÓN. La dirigencia del SNTE asegura que la iniciativa aún tiene limitaciones y riesgos como desaparecer becas, desayunos escolares o que se obligue a padres de familia a pagar cuotas. 




     El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación(SNTE), y su presidenta Elba Esther Gordillo Morales, corrigieron su estrategia en contra de la reforma educativa, por lo que en vez de interponer amparos contra los cambios constitucionales, esperarán las modificaciones a la Ley General de Educación para combatir aquellos que consideren representa un retroceso.
     Desde ahora la dirigencia que encabeza Gordillo Morales, advierte que el magisterio no busca obtener privilegios ni ser obstáculo para elevar la calidad de la educación, por el contrario, identifica que la iniciativa de reforma tiene “limitaciones y riesgos”, como desaparecer programas de becas y desayunos escolares o que a los padres de familia se les obligue a pagar cuotas.
     En el caso de la evaluación articulada a la permanencia en el servicio, dice: “presenta el riesgo, de que, a través de un examen estandarizado, se rescinda la relación laboral del docente, sin responsabilidad para quien lo contrate”; mientras el Servicio Profesional Docente permitirá “cancelar estímulos ganados, realizar despidos”, hacer que el Estado evada prestaciones de seguridad social o que se limiten las pensiones.
“El SNTE no busca obtener privilegio alguno, ser obstáculo, arrogarse facultades que no correspondan o evadir sus responsabilidades, sino caracterizar integralmente la transformación de la educación y del sistema educativo”, señala en un folleto de 16 cuartillas que la organización distribuye entre los más de un millón y medio de afiliados para explicar en qué consiste la Jornada por la Escuela Pública y sus Maestros, iniciada desde hace un mes.
     El comité ejecutivo del SNTE, describe en el documento: ¿Por qué luchamos hoy? El SNTE: los maestros que sí queremos cambiar a México, las acciones que en lo social, político y jurídico hará en contra de la reforma.
     Señala que al artículo tercero constitucional, dedicado al fundamento filosófico de la educación, se le incorporaron disposiciones del derecho al trabajo, trasgrediendo los principios de estabilidad en el empleo, certeza jurídica y “progresividad”.
Iniciativa, “ley privativa”
      Considera que lo aprobado es una “ley privativa” que va a regular las relaciones laborales, lo que provocaría que los maestros sean juzgados en otras instancias, y ello es contrario a las garantías de la Constitución, que impide que una persona pueda ser juzgada “por leyes privativas ni por tribunales especiales”.
      El comité ejecutivo comunica a los profesores las acciones que emprenderán frente a la reforma: “el juicio de amparo, sólo puede promoverse en el caso de leyes que sean reglamentarias no ante reformas constitucionales”.
     Señala que la reforma a los artículos 3 y 73 de la Constitución “ponen en riesgo los principios del laicismo, gratuidad y obligatoriedad de la educación”, y anuncia que en su contra darán una “lección cívica defendiendo la escuela pública y nuestros derechos como trabajadores”. Considera que llamada Reforma Educativa, del presidente Enrique Peña Nieto y respaldada por las todas fuerzas políticas firmantes del Pacto por México, “tiene un espíritu de mercado e intenciones privatizadoras que atentan contra la economía de los padres de familia al dejar en sus manos la responsabilidad que en materia educativa corresponden al Estado”.
      El SNTE se jacta de que ha sido “garante de la estabilidad social y la gobernabilidad en México” al brindar el servicio educativo en condiciones “adversas o inseguras”; e incluso “pese a las graves condiciones de inseguridad, polarización social e inequidad”.
      Luego de calificar que la transformación educativa no se logra de manera unilateral, el SNTE identifica seis “riesgos y limitaciones de la llamada Reforma Educativa”.
      Sobre la propuesta de otorgar autonomía, el sindicato asegura que eso representará que “el Estado delegue en los padres de familia su responsabilidad de sostenimiento de las escuelas, afectando los principios de gratuidad, laicidad y obligatoriedad de la educación pública”.
     También va a profundizar las desigualdades generando “escuelas de primera, segunda y tercera”.
     El SNTE alerta que van a desaparecer programas de becas o desayunos escolares y se gestará la creación de empresas privadas dentro de las escuelas.

Publicar un comentario