Seguir por Email

domingo, 10 de febrero de 2013


REFORMA EDUCATIVA ES DE PROFUNDA GRAVEDAD PORQUE LESIONA DERECHOS BÁSICOS; HAY MATERIA PARA AMPARO
·        La reforma educativa es más lesiva que las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo porque reduce conquistas laborales a normas administrativas unilaterales
·        Quedan docentes indefensos al desaparece la bilateralidad con su empleador, su representación sindical, deja de existir pues no tendría facultades para revisar los temas relativos a la separación de su cargo
·        Impondrá Ejecutivo las condiciones de ingreso y permanencia de los trabajadores, es decir, afecta a todos, tanto a los que desean ingresar, pero más a los que ya están en las aulas porque les desaparece derechos laborales ya adquiridos
·        Viola además tratados internacionales
·        Se crea de forma velada un apartado C del artículo 123 constitucional, al trasladar toda regulación laboral de los trabajadores de la educación al artículo tercero constitucional .


QUE OPINA MANUEL FUENTES SOBRE LA TRANSFERENCIA DEL ARTICULO 123 AL TERCERO CONSTITUCIONAL....

Con la aprobación de esta reforma, se crea de forma velada un apartado C del artículo 123 constitucional, al trasladar toda regulación laboral de los trabajadores de la educación al artículo tercero constitucional, que fue desvirtuado desde 1980, cuando se reformó e incluyó las condiciones de ingreso y permanencia de los docentes universitarios.
     Fuentes Muñiz, Juríco que encabeza la defensa a grupos del magisterio, destacó que el magisterio disidente tiene la posibilidad de buscar la protección legal, pues sería un amparo por violaciones a tratados internacionales en materia de derechos humanos, que de acuerdo con nuestra Constitución son ley para toda la nación.
     Agregó que las modificaciones a la Carta Magna aprobadas por el Congreso de la Unión en materia educativa son de profunda gravedad para todos los maestros, pues afectarán no sólo a quienes buscan ingresar al servicio docente, sino a aquellos que ya están en las aulas.
     Debido a que sus derechos laborales se transforman en administrativos, especificó, no serán los tribunales laborales los que conozcan de sus recursos de apelación, sino los administrativos, como ocurre con los trabajadores universitarios.
     Con ello, desaparece la bilateralidad con su empleador, aseguró. Carece de derechos frente al patrón y en ese ámbito uno de los efectos más graves es que desaparecen los privilegios colectivos, pues no podrán hacer uso de sus condiciones generales de trabajo para ser escuchados.
     Esto conlleva, indicó, una afectación incluso a su representación sindical, pues no tendría facultades para revisar los temas relativos a la separación de su cargo, ya que las condiciones de su selección, contratación y permanencia se habrán convertido en una norma administrativa unilateral.
     Con estas condiciones, afirmó, la reforma educativa es, incluso, más lesiva que las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo para los empleados de la educación, porque anula sus derechos laborales, al plantear una separación del cargo sin ninguna capacidad de defensa para el docente.



Publicar un comentario