Seguir por Email

miércoles, 21 de septiembre de 2011

CON EL APAGON SE SUPO UNA VERDAD PERVERSA Y CONJURADA


    Por Miguel Gamiño Moreno

        En Mexicali el calor de verano es severo y tácitamente insoportable; en la sombra los termómetros normalmente marcan entre 115 a 120 grados °F y algunas veces, (pocas por cierto) el termómetro se dispara hasta 125 grados °F; en el sol el calor se multiplica y los materiales de acero, fierro,  lámina, se calientan tanto, que se puede freír un huevo sobre ellos. Para sobrevivir el verano en el municipio de Mexicali es rigurosamente necesario tener en cada casa habitación o negocio, aparatos de aire acondicionado o refrigeración, también se usan abanicos con panales y una bomba que hace circular el agua para refrescar las casas donde uno vive, tampoco debe faltar un refrigerador para preservar los alimentos y naturalmente el agua para beber, líquido fundamental para la vida; los aparatos eléctricos no funcionan si no hay fluido eléctrico , a falta de esta energía la población se colapsaría , decenas miles  de niños y personas ancianas pereceríamos por golpe de calor, antes de evacuar al pueblo de manera organizada.                              
       Aquel día jueves 8 de Septiembre del 2011 como a las 3 y media de la tarde, todo Baja California sufrió el primer apagón de su historia con una duración entre 4 a 72 horas. En Mexicali, capital del Estado de Baja California por su situación de infernal clima, se inició con un molesto calorón dentro de las casas-habitación, luego de pasar 30 minutos empezó la corretiza de automóviles por las calles y avenidas, el internet y los radios especulaban que el problema era grande y que podría durar hasta tres días sin haber energía eléctrica; como a las 5 de la tarde la población padecía un arrebatado frenesí por conseguir alimentos, agua potable, hielo, gasolina, veladoras, baterías para radios, etc. En fin aquello se convirtió en caos, pues la mayoría de los comercios estaban cerrados por falta de energía eléctrica. Afortunadamente antes de llegar la noche serian las 7 p.m., ya se sabia que el servicio de energía se venia restableciendo, claro poco a poco. Para entonces y ya en tinieblas la mayoría de las personas estábamos en los patios de nuestras casas, donde afortunadamente la naturaleza nos doto de un vientecillo agradable haciendo soportable el inevitable y fuerte calor. Paulatinamente empezó a restablecerse el servicio eléctrico en toda la ciudad y en todo el Estado y a las 12 de la noche la mayoría de los mexicalenses pudimos volver a la vida con aire fresco artificial gracias a los aparatos de refrigeración y a la vitalmente necesaria energía eléctrica, fueron 8 largas horas de penosa angustia y desesperación. El apagón trajo consigo una verdad que desconocíamos todos los Baja Californianos y cuya información provino de los propios Estados Unidos, principalmente de San Francisco y Los Ángeles Ca. Resulta que la energía eléctrica que se produce en la geotérmica de Cerro Prieto y de la termoeléctrica de Rosarito, que se suponía y así lo creíamos todos esa energía era nuestra, de México pues…A que desengaño tremendo, la cosa no es así, toda la energía producida en Baja California se controla desde San Francisco, Ca. A través de poderosas computadoras de los Estados Unidos de Norteamérica, donde por error humano (así lo dijeron) provoco el apagón que lesionó ciudades como San Diego Ca, Yuma, Arizona, todo Baja California y algunas ciudades del estado de Sonora. Hablando con claridad podemos resumir. En Baja California producimos la energía eléctrica se la mandamos a nuestros vecinos estadounidenses a través de sistemas complejos de intercomunicación y a partir de allí ellos tienen el control total y absoluto de esa energía, está en sus manos decidir en tiempo y espacio de privarnos de la energía eléctrica, como ya lo advirtieron en el apagón histórico próximo pasado. ¿Dónde quedó la soberanía de México y Baja California que tanto pregonamos? ¿Qué personajes políticos, traidores a México, intervinieron para entregar nuestra riqueza eléctrica y con ello nuestra soberanía a los Estados Unidos de Norteamérica? Son preguntas que no deben quedar en el aire, la sociedad mexicana en su conjunto estamos obligados a resarcir esta canalla y conjurada acción en que nos metieron algunos traidores que tienen el control político, social y económico del país, esta perversa situación que nos tiene humillados y arrodillados al poderoso país y vecino nuestro USA; el control de la energía eléctrica que producimos, debe estar manipulada total y absolutamente por nosotros los mexicanos; es imperativo que así  sea….empecemos ya.  
Publicar un comentario