Seguir por Email

martes, 10 de mayo de 2011

VICTOR ISLAS PARRA: LA ESTAMPIDA DE LOS BUFALOS DENUNCIA


DESDE LA CAPITAL DEL ESTADO DE BAJA CALIFORNIA, MEXICO, DENUNCIO LO SIGUIENTE:

El martes 26 de abril del 2011 fui citado por el señor Pablo Brizuela Amador,  dueño de la televisora MIC, que transmite  en la Ciudad de Mexicali, Baja California, su programación por el canal 44 de Cablemás y en radio a través del 1120 de amplitud modulada. Me dijo que no deberíamos hablar en el programa Café Político, en el que participaba un servidor, ni de Televisa ni del senador del Partido Revolucionario Institucional, Fernando Castro Trenti. Que eran órdenes de “sus socios” en la Ciudad de México, que “ese güey”-así se refirió al senador- “se había movido en la Ciudad de México”.

Por considerarlo una descarada censura y un burdo pisoteo a la libertad de expresión, en esos mismos momentos le dije al señor Brizuela que no aceptaba su censura ni tenía el menor interés en someterme a fuerzas perversas como las que representaba Castro Trenti, de quien en programas previos había manifestado que era un peligro para la libertad de expresión, que quería agandallar la candidatura del PRI a gobernador a través de un membrete llamado “Fuerza Baja California” y que la única forma en que podría ser gobernador de Baja California era que se estableciera en la Constitución Local la figura de"gobernador plurinominal". 
Ahora, no solo considero a Castro Trenti un peligro para la libertad de expresión, sino  también una amenaza para la sociedad, lo mismo que al señor Pablo Brizuela, quien ya tiene antecedentes decensor. De esa manera, desde el miércoles 27 de abril ya no aparecí a cuadro ni mi voz se escuchó en la radio. Cuento con una grabacióndonde aparece mi voz y la del señor Brizuela donde se prueba mí dicho sobre este atentado a la libertad de expresión.

Mexicali, B.C. a 3 de mayo de 2011

Atentamente
VICTOR ISLAS PARRA,
 reportero desde hace más de 30 años en los estados de Sinaloa, Sonora y Baja California.

(Este mensaje será enviado al mayor número posible de instituciones y de periodistas de México y del mundo ¡Ya basta que políticos y empresarios sinvergüenzas se coludan para atentar contra uno de los derechos fundamentales de los mexicanos!)
Publicar un comentario