Seguir por Email

sábado, 9 de febrero de 2013

VOLANTE RELATIVO A LA REFORMA EDUCATIVA


HACER NEGOCIO
CON LA EDUCACIÓN PÚBLICA.
PRIVATIZAR LAS ESCUELAS
Y CORRER A LOS MAESTROS ESE ES EL VERDADERO OBJETIVO DE LA LLAMADA REFORMA EDUCATIVA

La reforma laboral propuesta por los grandes empresarios, organismos internacionales y aprobada por el gobierno federal, afecta a todos los trabajadores en nuestros derechos laborales, sociales y humanos, al legalizar, por ejemplo:


La subcontratación, cualquier empresa puede arrendar trabajadores evitándose el pago de prestaciones sociales. Los contratos a prueba, por hora y temporales, de capacitación o por obra, sin perjuicio para el patrón al finalizar los mismos. Reducir el pago de salarios caídos a un año como máximo, obligando al trabajador que demanda por despido injustificado a negociar en condiciones adversas su liquidación. El trabajador multiusos, pues la empresa pondrá a los trabajos a realizar el trabajo que quiera, por el tiempo que dure el contrato, sin tener puesto fijo o estable. La pérdida de los derechos escalafonarios, pues ahora el patrón decidirá unilateralmente a quién sube de categoría u otorga alguna vacante sin importar antigüedad o capacidad. Los sindicatos patronales, pues la empresa podrá decidir a qué sindicato reconoce o acepta y a cuáles no. Jornadas laborales esclavistas, pues ahora los aumentos salariales quedan sujetos a la productividad, y la medida de ésta será establecida por el patrón unilateralmente, sin intervención del sindicato o el trabajador.
Todo esto afecta la estabilidad laboral, se pierde la antigüedad, la pensión o jubilación, los derechos sociales como seguro médico, aguinaldo, vacaciones, reparto de utilidades y se deja en la indefensión al trabajador, pues privilegia la contratación individual entre cada trabajador y el patrón, además de favorecer a los sindicatos patronales.
Y es falso que esta reforma laboral no nos afecte a los trabajadores al servicio del Estado, ya que está establecido que la Ley Federal del Trabajo es supletoria para estos trabajadores, es decir, cuando se trate de aspectos que no contemple la Ley Federal del servicio burocrático o haya contradicción entre ambas, se nos aplicará la Ley Federal del Trabajo reformada. 
Y ahora con la reforma educativa el asunto es más grave para los trabajadores de la educación, pues es una reforma constitucional, pero centrada exclusivamente en aspectos laborales y administrativos contra los docentes. Lo que viola la propia Constitución, pues estos aspectos se contemplan en el artículo 123.
En esta reforma se responsabiliza totalmente al docente del desastre educativo. El docente, dice la ley, “es el factor principal de los aprendizajes”, y en consecuencia la calidad de la educación es su responsabilidad. Por ello, seremos evaluados permanentemente con los resultados de la prueba ENLACE de los niños y con exámenes estandarizados para nosotros. De esa manera decidirán si somos aptos o no y, si nos DESPIDEN o conservamos nuestro trabajo.

Las escuelas se empezarán a entregar a empresas disfrazadas de asociaciones civiles como Mexicanos Primero de Televisa y otros, que pretenden hacer un lucrativo negocio, sin maestros “caros”. Por eso se incluyó  en la reforma darle una supuesta “autonomía” a cada escuela para resolver con los padres sus necesidades. Esto realmente significa que el estado se deshace de su responsabilidad de proporcionar educación a todos y deja el problema a los padres y el control a empresarios