Seguir por Email

sábado, 9 de julio de 2011

Yunes vs la Gordillo en el Apocalipshit PRIcolor

Política cero

Jairo Calixto Albarrán


Quiero suponer que midió el nivel de la bronca y con quién se mete. Así, Yunes respondió a las acusaciones de la maestra, alegando que ni fue su subordinado ni aceptó sus presiones y que no puede hablar de moral ni de ética porque no está familiarizada con esos conceptos.
Meterse con la más poderosa lideresa sindical de la patria, una profesional en el difícil arte de caer siempre bien parada y hacia arriba, no es de menospreciarse. Sobre todo cuando gracias a los servicios prestados para el góber geloso, que la ha nombrado amiga honoraria del Edomex, está más blindada que Salinas. Además, los mismos zombies hambrientos del PRIcámbrico temprano que un día la echaron a patadas por no hacer juego con su ideología antropofágica —cuando le dio por ser más foxista que Martita— la quieren repatriar con todos los honores. A estas alturas del partido, la profesora ya se debe saber al dedillo las coreografías chúntaro style de Moreira y sus amigos (Claro que un día se los va a llevar al baile con la enchilada completa, pero mientras tanto el romance está que arde).
Aunque parezca, la maextra no ha perdido el ojo de tigre. La larga lista de poderosos caídos en el área de influencia de sus malas artes (del tristemente célebre líder del charrísimo SNTE, Carlos Jonguitud, al rey de los atajos, Robertico Limonta Madrazo) hacen de Elba Esther un temible enemigo ciberpunk.
Según dictan las apuestas en Las Vegas, a Yunes se lo va a cargar el payaso. De ahí que el espectáculo tenga su encanto morboso.
Más aún cuando la víctima triunfante parece tan kamikaze, que ni siquiera enseña un recibito de honorarios, una grabación estilo Fidel Herrera, un video porno en la onda de Belinda, o cualquier cosita para reforzar sus dichos y lo que viene siendo la credibilidá.
Si con toda la PGR encima Hank la libró...
No obstante, las malas lenguas divulgan que la bronca está arreglada. Que todo es una cortina de humo para amortiguar la paranoia frente al Apocalipshit PRIcolor. Quizá eso explique que la señora grite que sufre como Precious, tachando a su contrincante Sub 22 de frívolo y calumniador. Le van a echar encima hasta los chicos de la secundaria donde hacían las banderitas para Eruviel.
Lo que de veras no le ayuda al licenciado Yunes es que afirme de manera temeraria que la Gordillo le exigía 20 millones de pesos al mes para los gastos de representación de su partido, pues todos sabemos que la doña no se anda con pequeñeces, eso no le alcanza ni para el botox por botox.
Y eso de que “sólo serví al Presidente” tampoco lo ayuda...
Publicar un comentario