Seguir por Email

martes, 18 de octubre de 2011

COLAPSO EN LA VIDA ECONOMICA DE LOS TRABAJADORES DE LA EDUCACION EN BAJA CALIFORNIA


                                                                        Por: Miguel Gamiño Moreno

       Todos los trabajadores activos y pensionados al servicio educativo en Baja California y que se nos paga vía nómina, estamos expuestos que nuestros salarios ya quincenal o mensual sean absorbidos por ¨cajas de prestamos¨ autorizadas por los sindicatos de maestros; éstas cajas cobran un interés tan elevado, que los deudores están imposibilitados y paralizados al no poder liquidar totalmente el crédito o préstamo; de hecho obligan a los maestros a recurrir a otras cajas de ahorro sindical (en el estado debe haber al menos unos veinte dizque cajas de beneficencia); por otra parte el ISSSTECALI y el ISSSTE  no cantan mal las rancheras; particularmente el ISSSTECALI, con préstamos a corto plazo con su multimillonario fondo de la RESERVA TECNICA que por conducto del sindicato aprueba prestamos hasta $50,000 (cincuenta mil pesos) para liquidarse en un plazo de  10 meses, los prestamos masivos se dan en el mes de julio y se descuentan a partir de septiembre a junio, así a operado esta caja de préstamo año con año y por supuesto con descuento vía nómina y altos intereses.
         Hay que agregar también las casas comerciales, donde el sindicato ¨generosamente¨ presta su clave de descuento vía nómina para que los maestros reciban créditos de inmobiliarias, bancos, mueblerías, agencias automotrices, hospitales, clínicas dentales, etc., etc. Todos quieren cobrar piso de los paupérrimos salarios de los trabajadores de la educación.
Algunos analistas sobre este problema socioeconómico de los maestros los clasifican de la siguiente manera:

GRUPO  A:   Son los explotados al extremo, suman en el estado algunos mil maestros, sus cheques los reciben con cero pesos, incluso algunos ya vendieron sus aguinaldos a prestamistas.

GRUPO B:  Es el grupo mas numerosos, solo en la sección 37 del SNTE suman unos ocho mil maestros, reciben salarios quincenales que van desde los $100 a $2000 quincenales, la mayoría de ellos tienen años con este problema.

GRUPO C: Lo integran los maestros que tienen el control del manejo económico de sus ingresos, por decisión propia e intuición en asuntos económicos, no han caído en las garras usureras de las cajas de prestamos y hacen caso omiso al no aceptar ¨fabulosos¨ créditos bancarios (también usureros), además se ubican en el contexto de que son sencillos y modestos trabajadores asalariados y sus expectativas de mejoramiento esta de acuerdo con sus ingresos, consumen bienes y servicios a su realidad socio-económica y viven con armonía y felicidad; se calcula en un 30% del magisterio.

      Las cajas benefactoras sindicales funcionan a través de acciones y socios accionistas, un ejemplo: hay socios que tienen hasta cinco mil acciones con valor de $100 (cien pesos) cada acción, este socio aporta medio millón de pesos; al finalizar el año sus acciones le reditúan una utilidad aproximada del 40%; es decir el medio millón de pesos se transforman en $700,000 mil pesos (setecientos mil pesos), ninguna institución financiera como bancos, bolsa de valores, etc. podría darles esa utilidad, producto de la explotación masiva.

     El problema de miles de compañeros maestros no termina en el económico, éste se ramifica y tiene repercusiones sociológicas muy serias; particularmente el peso se siente en la familia de cada maestro vilipendiado económicamente, esta permanente y continua explotación conlleva a no tener morada segura, deficiente alimentación de la familia, seguridad y unidad familiar que termina muchas veces en familias desintegradas que afecta directamente a los hijos que no entienden la separación de sus padres.

    El problema socioeconómico de los maestros de baja california ya es generalizado y esta tocando fondo, hay urgente necesidad de combatir de manera legal el funcionamiento de las cajas sindicales; también los descuentos vía nomina no deben de rebasar el 30% del salario del trabajador de la educación, aquí esta la clave del problema, controlando legalmente que los descuentos vía nomina no excedan este porcentaje, se le pondría freno al pillaje de las cajas de prestamos de las secciones 2 y 37 del SNTE.
Publicar un comentario